Anna Fioravanti δίδει μία ἀπάντηση στὸ θέμα θέτοντας ὡς κέντρο βάρους τὸν ὅρο: reconciliator συμφιλιωτή

Catolicismo - Protestantismo

Apartar la “imitación”, eliminarla, es algo que nos concierne a las personas.
Entonces, uno se las arregla de este modo. Toma a Cristo sólo como “Redentor” y suprime completamente la determinación “modelo”. Sin embargo, con eso sólo no basta; no pasa mucho tiempo, y luego María se convierte en una especie de reconciliadora a la que pedimos que ella ruegue por nosotros al “Redentor”; y luego “el apóstol” llega a ser una especie de reconciliador al cual pedimos que ruegue por nosotros al “Redentor”; y luego el mártir al apóstol, [de abajo] hacia arriba, y luego el testigo de la verdad al mártir, [de abajo] hacia arriba, y luego el pastor al testigo de la verdad, [de abajo] hacia arriba. Esta inmensa retahíla está calculada para mantener a distancia “la imitación”. Y es una terrible equivocación. Pero, no obstante, hay algo humano en ello. A saber, si quiero pasar una vida de placer y soy consciente de ello y, sin embargo, me mantengo interesado en los modelos que expresan lo opuesto (el sufrimiento) entonces, humanamente hablando, de modo enternecedor, transformaré los modelos en algo así como una especie de reconciliadores que expresarán cuán heterogénea es mi vida respecto de las suyas, constituye una especie de honestidad para con los modelos. Se vive en el placer sensible y mundano (y lo llaman cristianismo) — y luego se acusa recibo de los modelos intermediarios, a través de la hipocresía: soy demasiado humilde y modesto para codiciar lo extraordinario — ¿qué cosa extraordinaria? ¿Vivir en la pobreza y la miseria, odiado, maldito y, finalmente, asesinado?
Cuanto más lo miro, tanto más me parece que el protestantismo (por verdadero que sea el luterano), que la hipocresía del protestantismo es, en rigor, más calificada y más refinada.

(Søren Kierkegaard, NB 25:91; SKS 24, 508)

Ὁ Κίερκεγκωρ δὲν παύει, μὲ κάθε εὐκαιρία, νὰ τονίζει τὴν ἀναγκαιότητα τοῦ νὰ “κάνουμε καλὴ χρήση τῆς Χάριτος τοῦ Θεοῦ”, νὰ σκεφτόμαστε δηλαδὴ “πῶς” καὶ “πότε” θὰ ἐπικαλεσθοῦμε τὴν Χάρη Του. Κυρίως, ὅμως, νὰ μὴν χρησιμοποιοῦμε ἄλλον “ἐνδιάμεσο συμφιλιωτὴ, μεσάζοντα”! Μεσάζοντα ποὺ θὰ προσευχηθεῖ γιὰ ἐμᾶς στὸν μόνο Λυτρωτή! Ἔλεγε γιὰ τοὺς πάστορες ποὺ στὰ κηρύγματά τους τονίζουν τὴν αὐστηρότητα τοῦ Θεοῦ ἀπὸ τὴν μία πλευρά, τὴν φοβερὴ ἁμαρτωλότητά μας ἀπὸ τὴν ἄλλη, γιὰ νὰ φανῆ ἡ σπουδαιότητα τοῦ πάστορα στὸν ρόλο του, τοῦ νὰ μεσολαβεῖ γιὰ νὰ κατευνάσει τὴν ὀργὴ τοῦ Θεοῦ! Φθάνουν μάλιστα, μερικοὶ ἀπὸ αὐτούς, νὰ ὀνομάζουν, δῆθεν ἄλλους, δικούς τους, “Μάρτυρες τῆς Πίστεως” καὶ νὰ ἀπονέμουν ἄλλα, παρόμοια, εὔσημα! Ἤ νὰ παρουσιάζουν ἄλλους ὡς “μοντέλα”!